Preservación del patrimonio en fiesta cultural cubana

Imagen Post

La Oficina del Historiador de Camagüey (OHCC), gestora de la inclusión de segmentos de esta ciudad en la Lista de Patrimonio Mundial, anunció sus acciones para la Fiesta del Tinajón, que del 7 al 13 de noviembre resaltará expresiones culturales del territorio.

Desde la mañana la institución reanimará una cuadra de la calle Pancha Agramonte, en la popular barriada de La Caridad, con espacios teóricos dedicados al urbanismo, a hechos y figuras históricas como Ignacio Agramonte, héroe epónimo de la localidad; y a personalidades de la música, entre ellas, el fallecido Jorge González Allué, compositor de Amorosa guajira, canción identitaria de la región.

En "Voces de la Comarca", como denominaron el espacio, iniciarán la jornada, excepcionalmente a las dos de la tarde, con la evocación del poeta Emilio Ballagas, a quien se dedida el festejo, razón por la cual presentarán el texto Ballagas, cantor del aire y escritor en tierra, de Emilia Sánchez.

Cada día concluirán con espectáculos variados en el improvisado centro nocturno, a cargo de un elenco integrado indistintamente por los niños del proyecto Arlequín, que promueve las manifestaciones de danza, teatro y artes plásticas; el conjunto de inspiración flamenca Andarte; el grupo Rumbatá, hacedor de la rumba y Musicora, del jazz y la música popular tradicional, entre otros.

En circunstancias de austeridad económica, la creación de nuevos escenarios culturales motivó la inserción de la OHCC, según su director José Rodríguez Barrera, quien agregó: "somos una pequeña parte del esfuerzo del resto de las instituciones y organismos del territorio".

El 8 tendrá una connotación especial por ser el Día del Urbanista, oportunidad para intercambiar sobre los desafíos en la gestión de una urbe proclamada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Precisamente la institución repondrá la muestra "Somos Patrimonio", consistente en información impresa y graficada sobre los valores excepcionales de la ciudad y de otros sitios nacionales e internacionales.

"Seguiremos insistiendo en la importancia de que la gente sienta la necesidad de conocer y de cuidar mejor el lugar donde vive", afirmó Rodríguez Barreras al valorar la influencia de esa condición en el cambio de la mirada exterior hacia la ciudad, aunque el mérito de la construcción corresponda a los hombres de otros siglos.

El homenaje al música Adalberto Álvarez, quien propuso esta Fiesta, sobresale entre los momentos concebidos por la OHCC; de ahí la dedicatoria del día 10 por el aporte del famosos Caballero del Son al patrimonio musical cubano. Esa noche presentarán por primera vez el coctel "El Son de Adalberto".

A estos servicios se suman los de la Empresa Santa María, la comercializadora de la entidad, con sus ventas del comercio minorista y sus propuestas gastronómicas que complementarán con concursos sobre platos tradicionales.

Asimismo, trasladarán su radio base para mantener la cobertura en vivo y en el corazón mismo de la Fiesta del Tinajón, un nuevo evento que ofrece otros escenarios para la creación, el esparcimiento y, según Rodríguez Barreras, para "la expresión del camagüeyano de sentirse orgulloso por lo que hace".

En materia de restauración de Camagüey, los primeros pasos datan de la segunda mitad del siglo XX cuando el equipo técnico del Centro Provincial de Patrimonio logró la declaración de los primeros monumentos de aquí con relevancia nacional.

"Ese legado del periodo revolucionario –a partir de 1959 con el triunfo de la Revolución Cubana- es la motivación fundamental que nos inspira. Por eso entendimos prudente dar nuestras ideas en ese sentido", concluyó.

Por: Yanetsy León González / Adelante Digital.
Foto: Rodolfo Blanco Cue / AIN Camagüey.