Será exitosa Fiesta del Tinajón, dijo importante músico cubano

Imagen Post

Enrique Álvarez, quien dirige con 84 años de edad la orquesta de música tradicional cubana Soneros de Camacho, auguró éxitos a la Fiesta del Tinajón, propuesta por su hijo Adalberto Álvarez, y que tendrá lugar en esta ciudad del 7 al 13 de noviembre.

Nené, como popularmente le conocen, ofreció declaraciones en la noche de este viernes, minutos antes de comenzar su peña en la Casa de la Trova Patricio Ballagas, uno de los principales espacios de la agrupación que este mes celebra su aniversario 74.

"Va a ser un éxito porque hay mucho entusiasmo en el pueblo", dijo el progenitor del famoso Caballero del Son, quien concibió el evento para mostrar el potencial artístico de Camagüey, en el escenario de la avenida de La Libertad, una de las más amplias de la localidad.

"El que le puso el Caballero, se lo puso bien puesto porque es caballero de verdad", expresó al valorar su sentido de la familia y de la identidad con el territorio, pues Adalberto nació en La Habana, pero Enrique lo inscribió aquí.

"Cuando hablamos de él, hablamos de algo insólito. Mi hijo Adalberto ha tenido la suerte de ser un músico de primera línea, con una calidad extraordinaria, un compositor adaptado a la época. Ha tenido siempre el ojo clínico de saber lo que le gusta al bailador", confesó al sentirse padre doblemente: por razones de sangre y musicales, ya que engendró además a Enriquito (director de la Charanga Latina), Román (bajista), Jorge (flautista) y Luis (percusionista).

Hace más de 20 años, Nené Álvarez dirige Soneros de Camacho, orquesta que renovó desde el punto de vista del formato y con la cual ha representado lo mejor de la música tradicional en escenarios nacionales e internacionales.

"La música tradicional cubana es lo más grande para mí. Por eso es por lo que estoy todavía trabajando", afirmó este artista con 70 años de carrera profesional.

La agrupación grabó tres discos con la compañía discográfica Euro Tropical, el más conocido, Esto sí es son (1997). "Nos entusiasma toda esa música de los 40, 50 y 60. Desde el son guaracha Echale salsita, de Ignacio Piñeiro, hasta el bolero Si me pudiera querer, de Ignacio Villa", agregó.

Fundada por Armelio Betancourt Keiser el 22 de noviembre de 1936, Día de Santa Cecilia, patrona de los músicos, Soneros de Camacho ha desplegado una labor ingente en la preservación del patrimonio musical de la Isla. Actualmente trabaja con el movimiento danzonero de Camagüey y asiste como invitado del Festival Internacional del Son Matamoroson, con sede en Santiago de Cuba.

Por: Yanetsy León González / Adelante Digital.
Foto: Cortesía del grupo Soneros de Camacho.