Biografía de Adalberto Álvarez

Pianista, compositor, arreglista y director de orquesta Adalberto Álvarez, es sin dudas, el sonero cubano por excelencia.

Poseedor de un personalísimo e inconfundible estilo armónico y melódico "El Caballero del Son", título que se ha ganado por las antológicas innovaciones y aportes realizados a ese género tradicional y contemporáneo, resulta ser en la actualidad, el sonero cubano más versionado en el ámbito latino de los últimos 30 años.

Conocido como "El Caballero del Son" dentro de sus principales  aportes como músico, se encuentra el haber contemporanizado el Son, logrando reinsertar este género bailable desde Cuba, en la atmósfera y la sonoridad de la Salsa, género musical que en los últimos años ha dominado en el ámbito internacional.

Los temas creados por Adalberto aparecen en el repertorio y discografía de Papo Lucca, Oscar D' León, Roberto Roena, Willy Rosario, Andy Montañés, Ismael Quintana, Juan Luis Guerra y la 440, Eddie Palmieri y Gilberto Santa Rosa entre otros relevantes salseros, que han reconocido su talento como compositor.

Con una carrera profesional que abarca giras internacionales por escenarios de Estados Unidos, Japón, Dinamarca, Francia, Holanda, Alemania, Inglaterra, España, Suiza, Bélgica, México, Puerto Rico, Venezuela, Colombia y Ecuador por solo citar algunos, Adalberto Álvarez continúa en la actualidad, haciendo sones para los bailadores con la misma fuerza con que ha creado varios hits y con  el entusiasmo con el que ha grabado más de 20 discos que ya son clásicos en la historia musical cubana.

Ganador de varios premios nacionales e internacionales, reconocido por su pueblo y admirado en varios países, Adalberto Álvarez sigue siendo ese "Caballero" que gracias a su talento un día apostó por la música popular cubana y para orgullo de todos logró apoderarse de la popularidad de su pueblo, que al escuchar los primeros acordes de cada uno de sus temas le agradece a la manera del bailador su  fructífera y maravillosa existencia.

Por: Marianela Dufflar (Tomado de www.adalbertoalvarez.cult.cu)